Luz solar para tu bebé

Bebé

Antes de que tu bebé cumpla un año de edad, no lo expongas al sol, después de ese tiempo, solo por periodos cortos. Te decimos más, ¡toma nota y precauciones!

 

Luz solar para tu bebé

 Riesgos y beneficios

 

La piel de los bebés es mucho más delicada que la de un adulto, por lo que, es importante que, de acuerdo con su edad, tomes las precauciones necesarias. Debido a que la barrera cutánea de un bebé no se ha terminado de desarrollar, los rayos del sol pueden provocar irritación, quemaduras o enfermedades a largo plazo.

 

Si tu bebé es recién nacido, no lo expongas por ningún motivo a la luz solar, cuando cumpla los 6 meses, puedes regalar 5 minutos de sol, no más.

 

Beneficios de la luz solar en bebés

 

Cuando tu bebé cumpla un año de nacimiento, puedes exponerlo un poco más de minutos a la luz solar, siempre con protector solar y no rebasando la hora de exposición.

1.- Vitamina D

La vitamina D es indispensable para fijar el calcio en los huesos y el sol es una fuente inagotable de ella.

2.- Reloj biológico sano

La luz solar y la falta de la misma, forman hábitos de sueño saludables en los bebés, él o ella sabe identificar cuando es hora de dormir y despertar, gracias a la luz del día y la oscuridad de la noche.

3.- Ictericia

La ictericia es la coloración amarillenta en la piel, un exceso de bilirrubina en la sangre.

La luz del sol puede disminuir esta piel amarilla que algunos recién nacidos padecen, siempre y cuando se tomen las medidas de protección necesarias y consultando siempre a un pediatra.

 

Riesgos de la luz solar en bebés

 

Como ya lo mencionamos, es importante que no expongas a tu bebé a la luz solar antes de que cumpla el año de edad, te sugerimos siempre consultar al pediatra para que despejes tus dudas.

1.- Enfermedades

La radiación ultravioleta puede aumentar la posibilidad de que un niño desarrolle cáncer de piel.

2.- Quemaduras 

La piel de los más pequeños es mucho más sensible que la de un adulto, aunque tu bebé ya haya cumplido el año de edad y use protector solar, es importante que midas el tiempo expuesto a la luz solar y que no rebase la hora. Una exposición prolongada puede provocar quemaduras que causan picor y dolor.

3.- Vista

Los ojos de los bebés carecen de melanina, exponerlos al sol sin protección o con gafas no homologadas, puede causar irritación en los ojos y, a largo plazo, ocasionar problemas en la vista.

4.- Golpes de calor

Los bebés y niños no regulan su temperatura corporal, una sobreexposición solar puede causar un sobrecalentamiento o un golpe de calor. Siempre hidrata y refresca a tu bebé para mantener una buena temperatura corporal. Opta también por un buen protector solar, el que tu pediatra te recomiende.

 

Kit para proteger a tu bebé de la luz solar

 

1.- Protector o crema solar: Siempre aplícala 30 minutos antes de exponerlo al sol y repite la operación cada dos horas. De preferencia con factor de protección solar 30 o más.

2.- Sombrero o gorra: Es importante que siempre lleve puesto un gorro o sombrero para aminorar la carga solar.

3.- Gafas: Si, al igual que los adultos, los bebés también pueden usar gafas solares homologadas que lo protejan 100% de los rayos UVA y UV. 

4.- Hidratación: Es importante que tu bebé tome cada 15 minutos pequeños sorbos de agua para evitar golpes de calor.

 

Te preparamos el kit perfecto, ¡compra aquí!

 

Recuerda siempre consultar a un pediatra para tomar las precauciones necesarias, sobre todo si vas a salir de vacaciones a la playa o lugares con fuertes temperaturas.

 

¿Necesitas algo del Departamento de Bebé? Tenemos lo que necesita.

 ¡Compra en tienda o en línea!