Técnicas y ejercicios para que mi bebé aprenda a caminar solo

Bebé

Te compartimos algunas técnicas y ejercicios para que comiences a motivar a tu bebé a caminar por sí mismo. ¡Toma nota!

 

Técnicas y ejercicios para que mi bebé aprenda a caminar solo

 

Entre los 12 y los 15 meses de edad, tu bebé desarrollará -con tu ayuda- la habilidad de caminar; es importante que en esta etapa lo motives para que, a pesar de las dificultades o posibles caídas, vuelva a levantarse. Y no solo lo motives sino que también lo premies. Te compartimos algunos tips para que comience a dar sus primeros pasos solo.

 

1.- Jalar y empujar objetos grandes

Esta técnica ayudará a tu bebé a caminar solo, claro, apoyado de un almohadón grande, quizá un cubo de plástico, botes rellenos de ropa, algún sillón desplazable, etc… Serán sus primeros pasos para que comience a adquirir seguridad y soltura.

 

2.- Cargar/desplazar objetos ligeros

Por ejemplo, una almohada pequeña, un zapato, una taza (de plástico) o algún objeto que pueda cargar él solo. Papá o mamá le dirán: “hijo, dame esa taza, por favor”. El niño deberá encontrar la manera de desplazarse con la taza él o ella sola. Con este ejercicio, observa cuál es su forma favorita de desplazarse, quizá gatear sea la predilecta, sin embargo, en el camino añadirás objetos de soporte para que tu hijo se apoye de ellos y opte mejor por caminar y no gatear. Por ejemplo, añade uno o varios banquitos en el camino para que vaya tomándose de cada uno, hasta llegar a ti con la taza.

 

3.- Dos mesas paralelas

Encuentra dos mesas del tamaño de tu bebé, que sean firmes y no se resbalen. Colocarás un plato con su fruta preferida, en una de las mesas. Tu hijo tendrá que pasar de una mesa a otra caminando, extendiendo sus brazos para alcanzar cada una. Con el paso del tiempo, separa unos centímetros cada mesa, a modo de que -llegue un momento- en el que sus brazos ya no alcancen la mesa y se anime a caminar solo, de una a otra.

 

4.- Caminar descalzo

Esta técnica es muy efectiva porque ofrece a tu hijo seguridad, es decir, explorará sensaciones de frío o el fresco del suelo, sentirá la planta de sus pies en todo su esplendor. Deja que esto suceda por unos minutos o el tiempo que tú decidas. 

 

 5.- Juguetes

Nunca fallan, y quizá hasta pueda hacer alguna rabieta o se enoje si no se lo das, pero es importante que no sucumbas antes su llanto o puchero. El objetivo es que - a como dé lugar- alcance el juguete caminando, aunque sea a una distancia muy corta, tal vez de la cama hacia tus brazos o del sofá a tus brazos, pero que sepa que siempre llegará a ti y con un premio o su juguete preferido.

 

6.- Andadera

Debe tener una andadera que lo ayude a caminar por toda la casa y explorar lugares desconocidos. Con el paso del tiempo, cuando se la quites, se animará a ir solo a la sala o al comedor, porque sabrá que ahí estará acostada su mascota o tirado su juguete preferido.

 

7.- De hij@ a papá, de papá e hij@ a mamá, y viceversa

Entre tu pareja y tú, motiven a tu pequeño con diversión y alegría, a pasar caminando de uno a otro, siempre extendiendo ambos sus brazos para que sienta seguridad, hazle saber que es un juego divertido para que pierda el miedo y cuando menos se lo espere, esté caminando solo.

 

¡Felicidades! Esperamos que lleves a cabo todas estas actividades que le serán de gran ayuda a tu pequeño. Es importante que si llega a caerse, le hagas ver que las caídas son parte de la vida, pero que siempre estarás ahí para ayudarlo a levantarse y seguir caminando juntos, tomados de la mano.

 

 

¿Ya compraste la andadera de tu bebé? En La Comer contamos con una variedad increíble de andaderas, elige tu favorita. ¡La llevamos hasta tu puerta!